Seleccionar página

La importancia de las relaciones personales en la empresa

18/11/2021 | Gestión de proyectos

Cuando una empresa está formada por un amplio grupo de personas, las relaciones entre ellas pueden resultar fundamental para el desarrollo normal de la misma.

El grado de aceptación, simpatía y madurez entre los empleados de una empresa es un aspecto importante y muy a tener en cuenta por la dirección de la misma.

Muchas veces no nos paramos a pensar ni a valorar lo que una mala relación entre empleados puede suponer a nivel de grupo, a vista de nuestros clientes o a la imagen de la empresa.

De todos es sabido que una buena reputación a nivel de marca es muy difícil conseguirla, estamos hablando de años de esfuerzo, de trabajo, de implicación…eso es fácilmente destruible en cuestión de minutos, y uno de los motivos puede ser perfectamente una mala relación entre empleados.

Tenemos que conseguir que los empleados de una empresa u organización tengan un buen ambiente de trabajo, quieran trabajar “codo a codo” con el compañero de al lado, quieran luchar y conseguir juntos los objetivos de la empresa que al final beneficiarán a todos. Y eso es un trabajo, eso supone un esfuerzo, y no sólo por parte de los trabajadores.

Un equipo humano no es fácil de gestionar, hay que ser consciente de ello. Para gestionar personas tiene que haber alguien en la organización que sepa gestionar personas. Hay gente que puede valer más o menos para ello, pero lo más importante es la conciencia de que esto es un aspecto súper importante para el devenir de la empresa, y en ello, debemos poner mucho esfuerzo, y tiempo, y dinero si hace falta.

La buena relación entre empleados aumenta el buen entendimiento entre equipos de trabajo, genera relaciones satisfactorias, puede alcanzar la realización de la persona, y todo ello en un ambiente lleno de armonía, compañerismo, confianza y “buen rollo”.

Es fundamental concienciarnos del trabajo en equipo, fuera individualidades, más “nosotros” y menos “yo”. Esto fortalece las relaciones y es una forma sólida de conseguir que las relaciones personales se fortalezcan y sean positivas.

Igualmente, debe ser un aspecto importante la valoración del trabajo y el mérito personal de los empleados. Podemos considerar el resultado del trabajo en los diversos sistemas de valoración del desempeño y de las retribuciones, y también incorporar aspectos tales como los méritos a destacar, el papel individual que influye positivamente sobre los diversos equipos de trabajo a los que cada trabajador pertenece, las sinergias que desarrolla con los responsables de área y con sus propios colaboradores. En definitiva, comprobar su grado de implicación, de colaboración, de apoyo, y valorarlo, decirlo; que cada trabajador sepa lo importante que es para la organización su trabajo, pero también su actitud.

Como hemos comentado antes, no es una tarea fácil, pero con ganas, ilusión y mucha predisposición, podemos conseguir un equipo con ánimo, unido, coordinado, y que luche en común por conseguir los objetivos de la empresa.

¿Te gusta lo que estás leyendo?

Subscríbete a nuestra newsletter y recibirás las publicaciones por correo.

He leído y acepto la Protección de Datos. Consiento que DANTIA me envíe comunicaciones comerciales sobre sus servicios.

Pin It on Pinterest